Tendencias21

Primeras colisiones de partículas a la alta energía en el acelerador del CERN

El momento que miles de físicos de partículas de todo el mundo estaban esperando ha sucedido esta mañana en el CERN, no muy lejos de Ginebra (Suiza). Tras unas horas de retraso por incidencias técnicas, a las 13.06 horas, dos paquetes de protones que circulaban por el gigantesco anillo de 27 kilómetros del LHC han chocado, según han confirmado los cuatro detectores (CMS, ATLAS, ALICE y LHCb) de la gran máquina. Los haces han circulado en sentido contrario a 3,5 TeV cada uno, la mayor energía conseguida hasta ahora en un acelerador, pero al colisionar se ha generado el doble: 7 TeV. Esto supone 3,5 veces más que los aproximadamente 2 TeV con los que trabajan en el colisionador Tevatrón del Fermilab, la competencia del LHC en Estados Unidos. A partir de este momento, y a lo largo de entre 18 y 24 meses, comienza la serie más grande de nuevos descubrimientos potenciales que los físicos de partículas han visto en más de una década, según ha señalado Rolf Heuer, Director General del CERN. El descubrimiento de la misteriosa materia oscura del Universo, la confirmación de la existencia de una supersimetría entre las partículas y el hallazgo del escurridizo bosón de Higgs son algunos de los enigmas de la Física que podrían resolverse en los próximos dos años gracias al éxito alcanzado hoy por el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN.

RedacciónT21

RedacciónT21