Tendencias21

Reaparece un escarabajo argentino descubierto por Darwin en 1832

En 1832, Charles Darwin desembarcó del en Bahía Blanca (Argentina), donde viajó por tierra hasta Buenos Aires. En esta población Darwin recogió varios fósiles de grandes mamíferos, además de otros muchos organismos vivos, entre ellos varios insectos. Uno de ellos era un escarabajo nuevo para la ciencia que pasó a formar parte de los fondos del Museo de Historia Natural de Londres. Sin embargo, durante más de 180 años se le perdió la pista y Stylianos Chatzimanolis, entomólogo de la Universidad de Tennessee en Chattanooga (EE UU), ha dado con él. "Recibí en préstamo varios insectos del Museo de Londres, y para mi sorpresa me di cuenta de que uno de ellos lo había recogido Darwin. Encontrar una nueva especie es siempre emocionante, hallar uno recogido por Darwin es verdaderamente increíble, ha declarado Chatzimanolis. El nombre científico de la especie es . El género (Darwinilus) es en honor a Charles Darwin, mientras que el epíteto (sedarisi) hace referencia al escritor y humorista estadounidense . Tan solo se sabe de la existencia de dos ejemplares de esta nueva especie, ambos recogidos antes de 1935. A pesar de que Chatzimanolis hizo un gran esfuerzo por encontrar otros de estos insectos en grandes museos europeos y norteamericanos, no tuvo éxito. La mayor parte del hábitat en el que se encontró esta especie se ha transformado en campos agrícolas.

RedacciónT21

RedacciónT21