Tendencias21

Relacionan las experiencias cercanas a la muerte con el dióxido de carbono

Las experiencias cercanas a la muerte as experiencias cercanas a la muerte o ECM, percepciones del entorno narradas por personas que han estado a punto de morir o que han pasado por una muerte clínica y han sobrevivido (la famosa visión de la luz al final del túnel, por ejemplo), podrían tener su origen en elevados niveles de dióxido de carbono en la sangre, señalan científicos de la Universidad de Maribor, en Eslovenia. Los investigadores analizaron a pacientes que afirmaban haber pasado por una ECM, encontrando en ellos niveles de dióxido de carbono en sangre significativamente más altos que los hallados en personas que habían estado a punto de morir, pero que no habían sufrido una experiencia similar. En total, fueron estudiados 52 pacientes, 11 de los cuales habían pasado por una ECM. Según las mediciones realizadas, estas experiencias no pudieron relacionarse ni con el sexo, ni con el nivel de educación, ni con las creencias religiosas o el miedo a la muerte de los enfermos. Según los científicos, la constatación de altos niveles de dióxido de carbono en sangre de aquellas personas que sí pasaron por una experiencia cercana a la muerte supone una novedosa e importante información sobre este fenómeno, que se ha acrecentado en los últimos años debido a la extensión de las técnicas de resucitación en el campo de la medicina.

RedacciónT21

RedacciónT21