Tendencias21

Un ‘botiquín’ natural que podría salvar a las abejas

La nicotina no es saludable para las personas, pero se ha descubierto que este y otros productos químicos naturales presentes en la flor del tabaco y otras plantas pueden sanar a . Según un estudio dirigido por la Universidad de Dartmouth (EEUU), en el néctar de estas flores hay sustancias –además de la nicotina, otros alcaloides como la anabasina, el glucósido iridoide catalpol o el terpenoide timol- que reducen significativamente las infecciones por parásitos. En general, ya se sabía que las plantas producen sustancias químicas llamadas con los que defienden sus hojas contra los herbívoros. Estos productos químicos también se encuentran en el néctar que liban los polinizadores, pero se desconocía su impacto en los insectos. Los investigadores norteamericanos analizaron este punto, en concreto con abejorros a los que se les inoculó un parásito intestinal. Se descubrió así que el consumo de estos productos químicos disminuía la intensidad de la infección en hasta un 81%. Estos resultados sugieren que plantas que crecen con alto contenido de estos compuestos en los alrededores de las granjas podrían constituir un auténtico botiquín natural que mejore la supervivencia de las abejas y, con ellas, la polinización de los cultivos.

RedacciónT21

RedacciónT21