Tendencias21

Un estudio alerta de que los mapaches propagan enfermedades peligrosas por Europa

El mapache es un animal peludo que muchos pueden considerar que se parece a un peluche -como los muchos que lo adquieren como mascota-, pero en realidad este pequeño carnívoro está lejos de ajustarse al perfil. Es voraz y díficil de controlar, capaz de adaptarse a hábitats nuevos, sobrevivir en ellos e incluso propagar enfermedades infecciosas nuevas en estos espacios. Según un estudio publicado por investigadores españoles en , su expansión por Europa y por España en particular conlleva también la de enfermedades infecciosas y parasitarias, como la rabia, poniendo en peligro la salud de las especies autóctonas y la de las personas. El éxito de expansión -la densidad de sus poblaciones puede sobrepasar los cien ejemplares por kilómetro cuadrado- de este pequeño carnívoro oportunista se debe a su gran capacidad de adaptación en diversos entornos, sus hábitos alimentarios omnívoros, un alto potencial reproductivo y la ausencia de predadores naturales. Procedente de Norteamérica, el mapache (Procyon lotor) es una especie invasora que se ha establecido por toda Europa debido a actividades como la caza y la peletería, y su adquisición como mascota. En España es ya habitual en estado salvaje en Madrid y Guadalajara, y de forma esporádica en otras regiones como la isla de Mallorca. Debido a su rápida distribución y a «la larga lista de enfermedades que provocar» es un riesgo a nivel sanitario, señaló Beatriz Beltrán Beck, autora principal del estudio e investigadora en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC, centro mixto de la Universidad de Castilla-La Mancha, el CSIC y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha). Pero aún se desconoce el impacto que el establecimiento y la expansión de esta especie podría causar. Beltrán opina que el aumento de las poblaciones y la expansión a otros países y ambientes urbanos de este animal podrían incrementar la transmisión de peligrosos parásitos y enfermedades a los animales domésticos y a los humanos.

RedacciónT21

RedacciónT21