Tendencias21

Un estudio con neuroimágenes demuestra que podemos reprimir nuestros recuerdos

La idea de que podemos olvidar, de manera intencionada, recuerdos no deseados ha sido controvertida desde que Freud la propusiera, a principios del siglo XX. Ahora, experimentos realizados con técnicas de neuroimagen han demostrado que Freud tenía razón: podemos controlar lo que olvidamos. Un equipo de investigadores de la Universidad Lund, en Suecia, realizó una serie de experimentos con voluntarios, a los que se les pidió que practicaran el olvido o que intentaran olvidar ciertos hechos. Mediante mediciones realizadas con electroencefalografía , los investigadores demostraron que cuando refrenamos un impulso motor o cuando reprimimos un recuerdo, se activan las mismas regiones cerebrales. Y que, de la misma manera que podemos practicar el control de los impulsos motores, también podemos entrenarnos para reprimir recuerdos. Los científicos señalan que hay muchas situaciones, como la depresión o el trastorno por estrés postraumático, en las que el olvido puede resultar útil. Pero también alertan de que las posibles consecuencias de la represión deliberada de recuerdos aún no se comprenden bien, y que dicha represión a menudo se manifiesta en forma de reacciones psicológicas.

RedacciónT21

RedacciónT21