Tendencias21

Un estudio sugiere que la memoria a largo plazo surge a los dos años de edad

Hasta ahora, se creía que la mayoría de las personas adultas no pueden recordar cosas que les sucedieron antes de los tres o cuatro años debido a un fenómeno conocido como . Recientemente, sin embargo, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, ha revelado que los hechos experimentados por niños de sólo dos años pueden ser recordados por éstos después de mucho tiempo. Para determinar a qué edad se forman los primeros recuerdos, los científicos analizaron a 50 niños y a sus padres. En el marco del experimento, se hizo que los niños participantes, de entre dos y cuatro años de edad, jugaran a un juego que, básicamente, consistía en colocar un objeto grande en un agujero situado sobre una máquina. Seis años más tarde, los investigadores entrevistaron a los niños y a sus padres para determinar hasta qué punto recordaban todos dicho juego. Sólo un quinto de los niños lo recordaron, entre ellos algunos que tenían menos de tres años cuando jugaron. En cuanto a los padres, casi la mitad de éstos recordaron el juego. Según los investigadores, aunque no se pudo predecir la memoria a largo plazo de los niños a partir de sus capacidades memorísticas generales o de sus capacidades lingüísticas, sí que se hallaron evidencias de que hablar sobre un evento poco después de que éste ocurra ayuda a preservar su recuerdo. Los científicos señalan, por otro lado, que los resultados obtenidos son coherentes con las teorías que sugieren que la capacidad básica de recordar nuestras propias experiencias surgiría a la edad de dos años. El presente estudio podría tener implicaciones en los sectores clínico y legal, en los que a menudo resulta importante conocer la veracidad de los recuerdos originados por experiencias muy tempranas.

RedacciónT21

RedacciónT21