Tendencias21

Un hallazgo arqueológico señala que Buda nació tres siglos antes de lo que se pensaba

Un equipo de arqueólogos ha descubierto en Nepal, en el lugar en que nació Buda, evidencias que situarían dicho nacimiento en el siglo VI a.C. Estas pruebas constituyen el primer material arqueológico que vincula la vida de Buda – y, por tanto, el florecimiento del budismo – con un siglo específico. Las excavaciones, realizadas en el sagrado de Lumbini, un lugar que Patrimonio Universal de la UNESCO señaló hace tiempo como el lugar de nacimiento de Buda, han permitido encontrar los restos de una estructura de madera del siglo VI a.C. hasta entonces escondida bajo una serie de templos de ladrillo. Esta estructura contiene un espacio abierto en su centro que los especialistas han vinculado a la historia de la natividad de Buda. Hasta ahora, la evidencia arqueológica más antigua de las estructuras budistas de Lumbini había sido fechadas en el siglo III a.C., en la época del mecenazgo del emperador Asoka, que promovió la difusión del budismo desde la actual Afganistán hasta Bangladesh. Por eso, algunos estudiosos han sostenido que Buda nació en el siglo III antes de Cristo. Los nuevos hallazgos cambiarían esta concepción. "Se sabe muy poco acerca de la vida de Buda, sólo a través de fuentes textuales y de tradición oral", explica el arqueólogo Robin Coningham, de la Universidad de Durham (Reino Unido), codirector de la investigación. Los arqueólogos afirman que este nuevo descubrimiento contribuye a una mayor comprensión del desarrollo temprano del budismo, así como de la importancia espiritual de Lumbini. Sus conclusiones saldrán publicadas el próximo mes de diciembre en la revista .

RedacciónT21

RedacciónT21