Tendencias21

Un mecanismo cerebral hace que el estado de ánimo sea sensible a la luz

Todo el mundo sabe que un día soleado mejora el estado de ánimo. Sin embargo, los mecanismos neuronales subyacentes a este efecto han sido un misterio durante mucho tiempo. Recientemente, investigadores del Centro de Investigación Cyclotron de Bélgica y de otros centros de investigación de la Universidad de Ginebra y de la Universidad de Surrey, en Inglaterra, han investigado el efecto inmediato de la luz y sus tonalidades en el cerebro humano. Utilizando una técnica de registro de imágenes de la actividad neuronal denominada fMRI (exploración de resonancia magnética funcional), los investigadores pudieron comprobar cómo las luces de ciertos colores condicionan la manera en que el cerebro procesa los estímulos emocionales. Un grupo de voluntarios escucharon voces coléricas y voces neutras mientras eran expuestos a una luz azul o a una luz verde. De esta forma, se constató que la luz azul aumentaba la interacción entre una parte del cerebro relacionada, entre otras funciones, con la voz, el hipotálamo (región del cerebro esencial para la regulación de los ritmos biológicos por la luz) y la amígdala (área cerebral clave en la regulación emocional). Según los investigadores, esta constatación demuestra que la organización funcional del cerebro se ve afectada por la luz azul. Comprender bien el efecto de la luz sobre el estado de ánimo permitirá desarrollar terapias con luz, pero también ayudarnos a utilizar apropiadamente la luz en la vida cotidiana, en entornos como el hogar o el lugar de trabajo.

RedacciónT21

RedacciónT21