Tendencias21

Un nuevo tratamiento con electrodos contra el Parkinson se revela efectivo aunque peligroso

Las estimulaciones eléctricas en el cerebro reducirían los síntomas del Parkinson, pero también tendrían efectos secundarios potencialmente graves, señala un estudio clínico llevado a cabo en el Hines VA Hospital, de Illinois (Estados Unidos). A una serie de pacientes que sufrían la enfermedad del Parkinson en estado avanzado les fueron implantados quirúrgicamente electrodos en áreas profundas del cerebro. Seis meses después, habían mejorado la coordinación de sus movimientos (con menos temblores y movimientos descontrolados) y su calidad de vida, aseguran los investigadores. Sin embargo, los científicos señalan que los pacientes sufrieron también efectos secundarios no deseables, como infecciones, problemas del sistema nervioso y problemas cardiacos que no se han registrado en enfermos de Parkinson sometidos a otros tipos de terapia. En total, un 40% de los pacientes tratados con electrodos sufrieron efectos secundarios graves. Los investigadores señalan por ello que, a pesar del lado positivo de los resultados del estudio, hay que ser prudentes con el uso de los electrodos para tratar el Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa que se produce por la pérdida de neuronas.

RedacciónT21

RedacciónT21