Tendencias21

Una dosis de cortisona puede evitar el trastorno por estrés postraumático

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv y de la Universidad Ben-Gurion, en Israel, han descubierto que una pequeña dosis de un medicamento común, la cortisona, puede evitar el trastorno por estrés postraumático , si se suministra hasta seis horas después de sufrir un evento traumático. Cuando cualquier persona padece un trauma, de manera natural su cuerpo incrementa su producción de cortisona. Los investigadores israelíes probaron a aplicar este mismo proceso, de forma artificial. Los resultados obtenidos indicaron que la propensión a desarrollar el trastorno por estrés postraumático tras un trauma podría reducirse un 60%, gracias al suministro de este medicamento. Según los científicos, resulta imposible establecer el momento en que se presentarán o desarrollarán la mayoría de los problemas psiquiátricos. En el caso del trastorno por estrés postraumático, sin embargo, la situación es distinta porque se sabe cuándo se inicia el trastorno. Las horas posteriores al padecimiento de un trauma resultan cruciales para tratar el TEPT. Los científicos realizaron sus experimentos con dos grupos de ratas que fueron expuestas al olor de un gato. Uno de estos grupos fue tratado con cortisona inmediatamente después de esta situación traumática para los animales, y el otro no. Después, los investigadores realizaron pruebas clínicas con pacientes traumatizados. Los resultados en ambos casos fueron prometedores. Los autores del estudio explican que, dado que el cuerpo genera su propia respuesta a los traumas, con la secreción de cortisona, una dosis extra de esta sustancia ayudaría a este proceso. Normalmente, a los pacientes traumatizados se les dan medicamentos tranquilizantes, como el Valium, que, según los autores del estudio, en realidad interfieren con el proceso de recuperación natural, al limitar la secreción de cortisona, y a largo plazo potencian el desarrollo del TEPT.

RedacciónT21

RedacciónT21