Tendencias21

Una empresa china fabrica 10 chalets adosados en 24 horas, con una impresora 3D

La empresa china Winsun New Materials ha construido 10 chalets adosados en solo 24 horas, usando la tecnología de impresión 3D, una técnica que últimamente no deja de darnos sorpresas. Las casas, de una planta, fueron fabricadas usando materiales de desecho, que fueron colocados en capas. La fabricación de cada una de ellas costó unos 3.500 euros, informa la agencia china de noticias . Las viviendas están ubicadas en el Hi- Tech Industrial Park de Shanghai y se parecen a edificios corrientes, a pesar de haber sido levantadas con un sistema de impresión inteligente que consta de cuatro impresoras de 10 metros de ancho y 6,6 metros de altura con aerosoles automáticos multidireccionales. Estos aerosoles expulsan una combinación de cemento y residuos de construcción. Con estos materiales, se imprimieron los muros de las casas, capa a capa. Además, el cemento empleado es de secado rápido. Ma Yihe, el inventor de la impresora, afirma que esta tecnología permite imprimir material para que se seque rápidamente; además de ser rentable y ecológica, pues permite utilizar materiales reciclados, en concreto, residuos mineros. Por otra parte, la técnica permite desarrollar cualquier diseño que deseen los clientes y vela por la seguridad de los trabajadores, pues con este proceso estos no tienen que trabajar en ambientes polvorientos y peligrosos. Para certificar la seguridad, los controles de calidad son arduos, ya que cada pieza, de la estructura que se imprime, es revisada minuciosamente. Yihe ha trabajado en esta tecnología durante 12 años y espera que algún día sirva para construir incluso rascacielos en un futuro.

RedacciónT21

RedacciónT21