Tendencias21

Una prueba de saliva podría diagnosticar el autismo

Un equipo de científicos italianos de diversos institutos de investigación y universidades ha descubierto proteínas anómalas en la saliva de pacientes con autismo. Estas proteínas podrían proporcionar una clave acerca de las bases moleculares de este desorden. Dicha clave se usaría en el futuro como biomarcador (sustancia utilizada como indicador de un estado biológico) para el diagnóstico de la enfermedad, explican los investigadores. El autismo es un trastorno que deteriora la comunicación y la interacción social, causando un comportamiento restringido y repetitivo. Dado que no existe ningún test disponible actualmente para detectar la enfermedad, los especialistas buscan biomarcadores –como proteínas atípicas- en los fluidos del organismo de las personas que la padecen, para en un futuro poder diagnosticarla. Los científicos italianos analizaron las proteínas de la saliva de 27 niños autistas y las compararon con la saliva de otros niños que no sufrían esta enfermedad. Encontraron así que al menos una de las proteínas analizadas, en 19 de los niños del primer grupo, presentaban niveles significativamente bajos de fosforilización, que es el proceso que posibilita que las proteínas funcionen con normalidad. Más información pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/pr8004088

RedacciónT21

RedacciónT21