Tendencias21

Utilizan un extracto de pino para curar el jetlag

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Pescara, en Italia, reveló que el pycnogenol, que es un extracto de la corteza del pino marino francés, redujo los síntomas del jetlag (desajuste del organismo por el cambio horario) en la mitad de los pasajeros que habían hecho vuelos de entre siete y nueve horas. Es decir, que sería efectivo y beneficioso para estas situaciones en un 50% de los casos. El picnogenol afectó a los niveles de los síntomas de fatiga, dolor de cabeza, insomnio y edema cerebral (hinchazón) tanto en individuos sanos como en hipertensos. A los pasajeros que participaron en la prueba se les hincharon también mínimamente las piernas, a pesar de que el edema en éstas resulta común en los vuelos de larga duración. Los científicos achacan todos estos efectos positivos a las propiedades del pycnogenol, que ayudan a la circulación sanguínea. A los 133 pasajeros participantes en la prueba se les suministraron 50 miligramos de pynogenol por vía oral durante siete días –empezando dos días antes del vuelo- y tres veces cada día. Además de las propiedades mencionadas, el pycnogenol contiene bioflavonoides naturales que evitan influencias dañinas del medio ambiente, y fortalecen y protegen las células evitando su oxidación.

RedacciónT21

RedacciónT21