Tendencias21

Adelgazan a ratones obesos introduciendo genéticamente en ellos propiedades de las bacterias

En un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), se ha conseguido adelgazar ratones obesos transplantándoles una vía quema-grasa utilizada generalmente por algunas bacterias y plantas. Estas alteraciones genéticas permitieron a los animales convertir la grasa en dióxido de carbono y así permanecer delgados mientras comían el equivalente a lo que sería una dieta de comida rápida. El hallazgo podría suponer en un futuro un nuevo método para combatir el creciente problema de la obesidad en los humanos con la aplicación de nuevas estrategias que permitan tomar prestadas algunas funciones biológicas de las bacterias y otras especies para mejorar nuestra salud. La estrategia metabólica utilizada se denomina vía alternativa del glioxilato y es esencial para que las células conviertan la grasa en azúcar. En la naturaleza, se utiliza cuando no hay disponibilidad de azúcar o para convertir la grasa almacenada en las semillas de las plantas para su uso como energía, explican los científicos.

RedacciónT21

RedacciónT21