Tendencias21

Cada cigarrillo diario fumado en el tercer trimestre de embarazo reduce en 20 gramos el peso del niño al nacer

Una tesis doctoral de la Universidad Católica de Valencia ha constatado que por cada cigarrillo que una madre fuma durante el tercer trimestre de embarazo el bebé reduce su peso al nacer en 20 gramos. Se trata de la tesis doctora defendida por Rafael Vila, profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia . Vila, que también es matrón, constata que "si una madre fuma, por ejemplo, entre 5 y 10 cigarrillos al día a partir de la semana 25 de gestación, el niño puede ver reducido su peso al nacer entre 100 y 200 gramos". Una cantidad suficientemente elevada como para preocuparse en el caso de que el bebé pudiera verse afectado por bajo peso. Asimismo, ha manifestado que, de igual forma, si una madre fumadora deja de hacerlo durante el primer o segundo trimestre, "al feto no llega a afectarle la reducción de peso". Estos datos surgen de un nuevo modelo predictivo, que incluye múltiples variantes, y que tiene un error predictivo menor. La altura uterina -medición que realiza la matrona desde el hueso pélvico hasta el fondo del útero- "es la variable con más clara asociación significativa respecto a la predicción del peso al nacer", incluso supera en precisión a la ecografía, según una de las conclusiones de esta tesis doctoral. Precisamente, cada vez más, ha lamentado Vila, la predicción del peso al nacer se basa únicamente en la ecografía realizada en el tercer trimestre de gestación, y se sabe que tiene un error de precisión en torno al 11%. Otra de las aportaciones que realiza la tesis de Vila es la certificación de que el IMC (índice de masa corporal) pregestacional está relacionado con el peso al nacer de forma independiente, "de tal forma que a mayor IMC antes del embarazo, mayor peso del niño al nacer". De esta forma, la ganancia de peso gestacional total no parece influir de forma directa sobre la predicción de peso al nacer.

RedacciónT21

RedacciónT21