Tendencias21

Cambiar nuestra percepción del pasado nos hará más felices

La gente que ve el pasado de color de rosa es más feliz que las personas que centran su atención en experiencias negativas del pasado, revela un estudio realizado por científicos de la Universidad Estatal de San Francisco, en Estados Unidos. El presente estudio ayuda a explicar porqué la personalidad tiene una influencia tan fuerte en el grado de felicidad de cada individuo. Asimismo, sus constataciones sugieren que las personas con ciertas características de personalidad son más felices que otras, porque éstas condicionan la manera de ver el pasado, el presente o el futuro. En la investigación se examinó la evaluación de una serie de voluntarios en cinco características principales de la personalidad, las llamadas cinco grandes (apertura a la experiencia, conciencia o minuciosidad, extraversión, neuroticismo y agradabilidad). Estas características están relacionadas con la satisfacción vital. Así, se constató que las personas muy extravertidas se mostraban más felices con sus vidas porque tendían a mantener una visión nostálgica y positiva de su pasado, y a tener menos pensamientos negativos sobre éste. Por el contrario, las personas con mayor grado de neurosis tenían una visión negativa del pasado, y como consecuencia eran más infelices. Según los investigadores, el descubrimiento es una buena noticia, porque aunque resulta difícil cambiar la propia personalidad, sí que se puede alterar la perspectiva que tenemos del pasado, para fomentar nuestra felicidad actual.

RedacciónT21

RedacciónT21