Tendencias21

Canarias podría duplicar sus 130.000 hectáreas de bosques

Canarias cuenta con 130.000 hectáreas de bosques, el 18% del territorio, superficie que podría duplicarse con una gestión adecuada y mitigar el cambio climático, afirmó este jueves el presidente de la , Yeray Martínez. El abandono de los usos agrarios tradicionales favorece la conversión en matorral, superficie que podría arborizarse y aumentar en unas 100.000 hectáreas los bosques del archipiélago, afirmó Martínez durante una rueda de prensa para dar a conocer la Asociación de Forestales de España en Canarias (PROFOR Canarias). El archipiélago cuenta con una superficie forestal total de 560.000 hectáreas, el 76 por ciento del territorio, de las cuales, 130.000 hectáreas (18%) son superficie arbolada y 430.000 son hectáreas de matorral (58%). Los bosques que existen actualmente en Canarias sólo pueden mitigar en un 5 por ciento los más de 13,5 millones de toneladas de CO2 que el archipiélago emite a la atmósfera, aseguró Martínez. La mejora de los bosques actuales y la transformación de las masas de matorral en nuevos bosques permitirían duplicar o incluso triplicar ese efecto mitigador. El impulso del sector forestal conllevaría otros beneficios, pues mejoraría la biodiversidad de los espacios naturales, la producción de forma natural de mayor cantidad y calidad de agua o la creación de empleo ligado al medio rural, según PROFOR Canarias. Junto con el incremento de la superficie forestal también aumentaría la producción sostenible de productos como la madera, leña o bioenergía. El sector forestal en Canarias emplea de manera directa a 2.100 personas en las islas, cifra que podría aumentarse con un plan de empleo específico, afirmó Martínez. PROFOR Canarias propone una Política Forestal para Canarias que actualice el Plan Forestal elaborado a finales del siglo pasado. Uno de los objetivos de esta asociación es preservar los diferentes ecosistemas forestales, arbolados o no, entre los que se incluyen el matorral de costa, el cardonal-tabaibal, el bosque termófilo, la laurisilva, el fayal-brezal, el pinar y el matorral de cumbre, entre otros. Asimismo solicita una mejor coordinación entre las instituciones con competencias en gestión forestal, pues los recursos son escasos y, en su opinión, no se aprovechan de manera adecuada. A su juicio, también es necesario adoptar medidas que mejoren las seguridad de las personas que viven en entornos de algo riesgo frente a incendios, como las zonas de interfaz urbano-forestal. Igualmente pide que se consolide el trabajo forestal profesional, pues la crisis económica actual favorece la contratación de trabajadores de otros sectores, así como que se promueva la creación de una cultura forestal mediante la concienciación y la educación medioambiental. Con esos objetivos, y dentro del Año Internacional de los Bosques, los profesionales forestales de Canarias quieren concienciar a la sociedad de la importancia de conservar y aumentar el patrimonio forestal, indicó Martínez.

RedacciónT21

RedacciónT21