Tendencias21

Crean un casco de bicicleta cómodo, plegable y de aspecto más vistoso

Un nuevo e innovador concepto de casco urbano, seguro pero también fácil de llevar, cómodo y adaptado al estilo personal de cada consumidor. Esta es la innovadora apuesta de la valenciana Closca, que acaba de salir al mercado con la colaboración del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV). Closca es el resultado de la unión de un grupo de ingenieros valencianos enamorados del uso de la bicicleta como medio de transporte urbano obsesionados con dar una solución a las reticencias de los ciclistas a llevar casco. Gracias a la colaboración llevada a cabo con un instituto tecnológico de referencia como el IBV ha nacido el modelo (tortuga) de casco que conjuga tres aspectos clave: la comodidad, la seguridad y el estilo personal. El IBV ha asesorado a la empresa en aspectos clave relacionados con la absorción de impactos y la ergonomía. La comodidad del casco se debe a que permite guardar el casco en el bolso una vez se ha utilizado. Se consigue reducir el volumen del casco hasta menos de la mitad, quedando plano como un libro en un solo movimiento, sin complicados mecanismos y en menos de un segundo. Además, se ha concebido como una prenda de vestir más adaptada a la estética del ciclista urbano. Los diseños son personalizables ya que las fundas son extraíbles.

RedacciónT21

RedacciónT21