Tendencias21

Crean una armadura biocerámica inspirada en la concha de un molusco

Los blindajes y armaduras que se usan en ingeniería resisten la penetración mediante una disipación de energía, pero a menudo carecen de la capacidad para asimilar varios golpes porque se produce un agrietamiento radial. Ahora, informa , dos investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT, EE UU) han desarrollado una nueva armadura biocerámica natural inspirada en la concha del bivalvo , en la que han hecho muescas a nanoescala para ver como el molusco la regenera. Así han observado que se produce una adición doble de material o a escala nanométrica –en la imagen vista al microscopio electrónico– que da lugar a una estructura jerárquica y con unos mecanismos que localizan la deformación, aumenta la eficiencia de la disipación de energía y mejoran la capacidad ‘multigolpe’. El diseño resultante, cuyos detalles publica la revista , podría ayudar al desarrollo de materiales estructurales mejorados en ingeniería, incluidos algunos con aplicaciones militares y de protección personal.

RedacciónT21

RedacciónT21