Tendencias21

Crean un sensor que mide la acidez del ambiente y controla la degradación del patrimonio histórico-artístico

Intentar evitar el proceso de deterioro que sufren los bienes del patrimonio histórico y cultural de nuestro país es el objetivo del proyecto desarrollado por la profesora del Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IH-CSIC) de Madrid, María Ángeles Villegas, y que ha sido presentado en el marco del encuentro Cafés Científicos de Expoquimia. María Ángeles Villegas y su equipo han desarrollado un dispositivo capaz de medir el grado de acidez del aire y que sirve para proteger a bienes culturales como cuadros, manuscritos, vidrieras o edificios históricos de la contaminación medioambiental. El aparato consta de unos sensores químicos que reaccionan con los contaminantes y otras partículas del aire, cambiando de color, de tal manera que cualquier usuario puede monitorizar el pH ambiental. Con pH normal, el dispositivo presenta un tono rosado que se torna amarillo en cuanto la acidez aumenta. La señal óptica que registra el aparato se transforma en una señal eléctrica por lo que la información recogida puede ser transmitida y almacenada en un sistema informático. El dispositivo desarrollado por la profesora Villegas y su equipo ha sido testado in situ en el Palacio Rael de Milanów de Varsovia (Polonia) y en la Real Fábrica de Vidrios y Cristales del Real Sitio de San Ildefonso (Segovia).

RedacciónT21

RedacciónT21