Tendencias21

Descubren cómo hacer efectiva la morfina durante más tiempo, sin tener que aumentar las dosis

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén han descubierto una forma de mantener las cualidades sedantes de la morfina durante más tiempo, lo que supondría una solución para el problema de tener que administrar dosis incrementadas del medicamento con el fin de asegurar su efectividad. Una de las limitaciones del uso de la morfina para calmar el dolor es que enseguida el organismo desarrolla la tolerancia hacia esta droga. Por tanto, su efectividad se reduce rápidamente, necesitando dosis cada vez mayores para evitar el sufrimiento. Pero estas dosis aumentan también los efectos negativos que conlleva la morfina. Lo que han descubierto los científicos de la Universidad Hebrea es que la administración de morfina hace que el organismo genere una sustancia llamada interleucina-1 que, en situaciones normales, juega un papel importante para la supervivencia porque incrementa el dolor en áreas del cuerpo dañadas, advirtiendo de dichos daños. La administración prolongada de morfina aumenta los niveles de esta sustancia y, por tanto, la sensibilidad al dolor, explican los investigadores, con la consecuente necesidad de ir aumentando las dosis de morfina. Los científicos señalan que, por tanto, si se administra la morfina con otro medicamento que bloquee la actividad de la interleucina-1, su efecto sedante se mantendría durante más tiempo sin tener que incrementar las dosis. www.huji.ac.il/cgi-bin/dovrut/dovrut_search_eng.pl?mesge124107693905872560

RedacciónT21

RedacciónT21