Tendencias21

La adicción a la cocaína tiene un componente genético

Científicos de la Boston University School of Medicine (BUSM), de la Universidad de Yale y de la University of Connecticut School of Medicine han descubierto que variantes de un gen llamado alfa-endomanosidasa (MANEA) estarían asociadas a la adicción a la cocaína y, también, a la paranoia inducida por el consumo de cocaína en la población euroamericana y afroamericana. Los científicos realizaron un estudio con 3.992 individuos adictos a la cocaína, y que sufrían paranoia inducida por el consumo de coca. En él se hizo un análisis genético de 11 marcadores que abarcan el gen MANEA, encargado de codificar una encima (la a-endomanosidasa) que metaboliza los carbohidratos complejos. Así, descubrieron que la paranoia inducida por la cocaína se asociaba con 6 de los 11 marcadores en la muestra de individuos con raíces europeas. También se demostró que estos 6 marcadores y otros 3 se destacaban en la muestra de participantes con antepasados africanos. La constatación de esta base biológica en la adicción a la cocaína abre nuevas puertas para la comprensión de los trastornos prevalentes y las manifestaciones psicopatológicas vinculados a esta droga. El abuso de la cocaína está ampliamente extendido en Estados Unidos, con alrededor de once millones de adictos a ella. Diversos estudios habían sugerido ya que existe un factor genético en la dependencia a la cocaína y en los comportamientos asociados a su consumo.

RedacciónT21

RedacciónT21