Tendencias21

Descubren que el embrión de mamífero tiene forma de roseta en sus primeros días

Sabemos mucho acerca de cómo se desarrollan los embriones, pero una etapa clave, la , sigue siendo un misterio. Ahora, científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) han descubierto una manera de estudiar y filmar esta del desarrollo. Sus resultados se han publicado en la revista . El desarrollo del embrión en los mamíferos se produce en dos fases. Durante la primera fase, antes de la implantación, el embrión es una bola pequeña de flotación libre de células llamada . En la segunda fase, post-implantación, el blastocisto se incrusta en el útero de la madre. Mientras que los blastocistos pueden ser desarrollados y estudiados fuera del cuerpo, eso mismo no ha sido posible en el caso de la implantación. Y debido a que los embriones están tan íntimamente conectados con sus madres, la implantación también ha sido difícil de estudiar en el útero. Los científicos están interesados ​​en el estudio de la implantación porque el embrión experimenta enormes cambios en un corto espacio de tiempo. Trabajando con células de ratón, la profesora Magdalena Zernicka-Goetz y su colega Ivan Bedzhov lograron crear las condiciones adecuadas fuera del útero para estudiar el proceso de implantación. Crearon un sistema que incluye un gel que, además de tener las propiedades biológicas y químicas adecuadas, tiene una elasticidad similar al tejido uterino. Además, y sobre todo, este gel es transparente a la luz visible, lo que permite filmar el embrión durante la implantación. Este nuevo método reveló que en su transformación de bola a una más compleja , el blastocisto se convierte en una de células con forma de cuña, una estructura nunca vista antes por los científicos. Así es como es un ratón en su cuarto día de vida, y muy probablemente como es un humano en su séotimo día de implantación, según los investigadores.

RedacciónT21

RedacciónT21