Tendencias21

Detectan anomalías inherentes en el cerebro de las personas adictas

Las personas adictas presentan anomalías inherentes en algunas partes del cerebro que intervienen en el control de los impulsos, ha revelado un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra. Los científicos compraron los cerebros de 50 individuos adictos con los cerebros de sus hermanos biológicos, no adictos, y también con los de otros 50 voluntarios no emparentados con ellos. Descubrieron así que los cerebros de los hermanos, adictos y no adictos, presentaban numerosas vulnerabilidades comunes, en concreto, en la región del lóbulo frontal y en las conexiones de éste con los ganglios basales, que intervienen en la cognición y en el comportamiento. Además, en un experimento en el que se analizó la capacidad de autocontrol de todos los participantes, se reveló que tanto los individuos adictos como sus hermanos tenían mucho menos autocontrol que el resto de los participantes. Según los autores del estudio, los resultados obtenidos indican que ciertas debilidades cerebrales tendrían un origen familiar, pero que la caída en la adicción de personas propensas dependería no sólo del cerebro, sino también de otros factores, como los ambientales.

RedacciónT21

RedacciónT21