Tendencias21

El cometa Lovejoy se hace visible en el cielo terrestre

El cometa Lovejoy (C/2014 Q2) cruza estos días el sistema solar interior. Se divisa en los cielos oscuros del hemisferio norte desde finales de diciembre, pero es ahora, desde este pasado lunes, cuando han mejorado las condiciones para su observación debido a la diminución del brillo de la Luna. El núcleo del cometa se puede distinguir a simple vista, pero para observar su cola se recomienda usar prismáticos o, aún mejor, un telescopio. De hecho, fue gracias a un pequeño telescopio de 20 cm de diámetro como se descubrió este objeto desde Australia. Lo hizo el astrónomo aficionado Terry Lovejoy –de ahí el nombre del cometa– el 14 de agosto pasado. La órbita del cometa, informa a partir de una del Instituto de Astrofísica de Canarias, tuvo su máxima aproximación a la Tierra (perigeo) el pasado 7 de enero –situándose a 70 millones de km de nuestro planeta– y pasará por el punto más cercano al Sol (perihelio) el día 30 de este mes. Las predicciones de los astrónomos señalan que el cometa puede alcanzar su mayor brillo estos días. Se encontrará cerca del (punto más alto de la vertical del cielo, en relación al observador). La coma o cabellera que envuelve el núcleo del cometa es de color verdoso por la fluorescencia de los gases, que son activados por la radiación solar ultravioleta. En las partículas de polvo que constituyen tanto la coma como la larga cola también se refleja la luz blanca del Sol. Como la mayor parte de los cometas, Lovejoy procede de la nube de Oort, situada en los confines del sistema solar. Estos objetos contienen material primigenio de la nebulosa que originó nuestro sistema solar, por lo que resultan de gran interés para conocer su evolución.

RedacciónT21

RedacciónT21