Tendencias21

El Mar Muerto, amenazado por las actividades humanas

Los niveles de agua del Mar Muerto descienden a una velocidad alarmante (14 kilómetros cúbicos de agua en los últimos 30 años), lo que podría tener serias consecuencias medioambientales, advierte el científico Shahrazad Abu Ghazleh, de la Universidad de Tecnología de Darmstadt, en Alemania. Abu Ghazleh ha demostrado que este descenso de los niveles del agua no es debido al cambio climático, sino más bien al aumento del consumo humano de agua desde Jordania y el río Yarmouk, para el riego. Por otro lado, el Mar Muerto también se está viendo afectado por la explotación por parte de la industria israelí y jordana de la potasa cáustica. En total, en los últimos 30 las actividades humanas han producido un descenso acelerado del nivel del agua, de 0,7 metros al año. Las consecuencias de esta sobreexplotación del Mar Muerto, según Abu Ghazleh, serán muy perjudiciales, como la desaparición del agua fresca de los acuíferos subterráneos de los alrededores o la aparición de fangos y lodos en la zona (lo que puede dañar a carreteras y edificios). Por eso, el científico señala la necesidad de aplicar medidas para asegurar su explotación sostenible a largo plazo.

RedacciónT21

RedacciónT21