Tendencias21

El Tyrannosaurus Rex tenía un sentido del olfato muy desarrollado

El Tyrannosaurus Rex tenía un sentido del olfato altamente desarrollado, lo que le permitía percibir a sus presas desde muy lejos. Ésta sería una de las causas de que este dinosaurio haya sido el rey de los dinosaurios, señala un estudio realizado por la Universidad de Calgary, en Alberta (Canadá). Al parecer los bulbos olfativos, la parte del cerebro asociada al sentido del olfato, estarían más desarrollados en el T-Rex que en otros dinosaurios, dado su tamaño, señalan los investigadores. Aunque los cerebros de los dinosaurios no se han conservado, las impresiones que éstos dejaron en los huesos del cráneo revelan el tamaño y la forma de varias de sus partes. Los bulbos olfativos grandes se encuentran en pájaros y mamíferos vivos que utilizan mucho el olfato para encontrar comida, en animales que están activos durante la noche o en animales que rondan por áreas amplias de terreno. El T-Rex podría haber usado su olfato para atacar a sus presas en la oscuridad de la noche o para recorrer grandes distancias para encontrar a su próxima víctima. Anteriormente, otros estudios habían demostrado además que este dinosaurio veía más que un águila y corría más rápido que los humanos.

RedacciónT21

RedacciónT21