Tendencias21

La atención puede distorsionar la percepción, revela un estudio

Un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Yale ha revelado que centrar la atención sobre los objetos puede distorsionar la percepción que se tiene de ellos, así como de su ubicación en relación con otras cosas. Los investigadores analizaron las distorsiones perceptivas que se producen cuando la gente centra su atención en algunas cosas, pero no en otras. Los resultados demostraron que cuando se realiza esta acción, los objetos atendidos son vistos como más cercanos entre sí de lo que realmente están, mientras que los demás son percibidos como más lejos de lo que en realidad se encuentran, afirman los científicos. En un experimento realizado se pidió a un grupo de personas que completaran una tarea visual. Los voluntarios miraron cuatro círculos mientras éstos se movían por la pantalla de un ordenador cambiando de colores rápidamente. Antes de que el movimiento empezara, dos de los círculos brillaron intermitentemente varias veces, para indicar que se debía centrar la atención en ellos. Durante el movimiento de los cuatro círculos, se les pidió a los voluntarios que presionaran una tecla cada vez que uno de los dos círculos que miraban fijamente cambiase de color. Después de varios segundos de movimiento, todos los círculos desaparecieron, y los voluntarios tuvieron que señalar con el cursor de un ratón el lugar donde habían visto por última vez los círculos. Los participantes localizaron los objetos con gran exactitud, pero tuvieron algunos errores no aleatorios. Los investigadores descubrieron, en primero lugar, que las localizaciones informadas sobre los círculos tendieron ligeramente a ubicarse en el centro de la pantalla, como si la representación mental del mundo fuera ligeramente reducida. Además de esta distorsión global, los voluntarios recordaron que los círculos en los que se habían fijado estaban más cerca de lo que en realidad estaban (como si se atrajeran unos a otros ) e informaron de que los otros dos círculos estaban más alejados entre sí de lo que realmente habían estado (como si se hubieran repelido). Según los investigadores, estos hallazgos revelan que, aunque la atención permite conectar la mente con las cosas que nos rodean e interactuar con ellas, también puede distorsionar la realidad.

RedacciónT21

RedacciónT21