Tendencias21

La enfermedad de los veteranos de la Guerra del Golfo está en sus mitocondrias

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego han demostrado por primera vez que los veteranos de la Guerra del Golfo Pérsico 1990-1991, que sufren de la "enfermedad de la Guerra del Golfo", tienen deteriorada la función de las mitocondrias, las centrales de energía de las células. La investigadora principal, Beatrice A. Golomb, y su equipo utilizaron la tecnología de imágenes de resonancia magnética para comparar a siete veteranos con la enfermedad de la Guerra del Golfo con siete personas sanas. La técnica utilizada, , reveló las cantidades de compuestos que contienen fósforo que hay en las células. Tales compuestos son importantes para la producción de energía celular, en particular la fosfocreatina (PCr), que disminuye en las células musculares durante el ejercicio. La recuperación lleva más tiempo cuando la función mitocondrial está alterada. Los veteranos de la Guerra del Golfo afectados muestran un retraso significativo de la recuperación de la PCr después de un ejercicio físico. Todos ellos tardaban más de 35 segundos (hasta 70), mientras que los sanos tardaban como mucho 31. "La expresión clásica de la enfermedad mitocondrial implica múltiples síntomas que abarcan muchos ámbitos, de forma similar a lo que vemos en la enfermedad de la Guerra del Golfo. Estos síntomas suelen ser fatiga, problemas cognitivos y otros problemas relacionados con el cerebro, problemas musculares e intolerancia al ejercicio, y problemas neurológicos y gastrointestinales". Los investigadores recuerdan que los veteranos del Golfo estuvieron muy expuestos a inhibidores de la acetilcolinesterasa, una clase de producto químico encontrado en pesticidas organofosforados y carbamatos, en el y en pastillas de pretratamiento de gas nervioso dadas a las tropas, que es tóxico para las mitocondrias.

RedacciónT21

RedacciónT21