Tendencias21

La esclavitud y la discriminación afectan todavía a la salud de los afroamericanos

Dos estudios recientes señalan que la mala nutrición y el estrés que ocasionó en su momento la esclavitud a los afroamericanos, podrían explicar que hoy día haya importantes diferencias entre la salud cardiovascular de blancos y negros en los Estados Unidos. Por un lado, investigadores de la Northwestern University han explicado que los nutrientes y hormonas presentes en el vientre materno afectan al desarrollo del feto, provocando influencias que pueden persistir en la edad adulta. Este impacto intergeneracional podría explicar las diferencias raciales en lo que respecta a la salud. El estrés sufrido por una madre afroamericana debido a la discriminación y el racismo podría afectar a su hijo, ocasionándole enfermedades como la hipertensión, la diabetes o los ataques de corazón en la edad adulta. El segundo estudio examinó por qué la media de peso de los bebés afro-americanos es 250 gramos menor que la media de los bebés recién nacidos de madres europeo-americanas. Los científicos achacan esta diferencia al resultado de condiciones experimentadas por sus ancestros durante los periodos de esclavitud, cuyos efectos habrían pasado de generación a generación siguiendo mecanismos epigenéticos (relativos a los cambios reversibles de ADN que hace que unos genes se expresen o no dependiendo de condiciones exteriores). Los expertos señalan que algunas de las disparidades de la salud más persistentes en los Estados Unidos se dan entre afroamericanos y americanos de origen europeo. Las causas son profundas y antiguas, y están relacionadas con la esclavitud y la discriminación, con las diferencias en el acceso a los cuidados médicos, y con las tradiciones culturales.

RedacciónT21

RedacciónT21