Tendencias21

La homosexualidad animal entre machos beneficia a las hembras, según un estudio

Un equipo de científicos, liderado por la Universidad de Uppsala (Suecia), ha investigado por qué el comportamiento homosexual se repite tanto en la naturaleza. Para ello, plantearon la hipótesis de que, como machos y hembras comparten la mayoría de los genes, las relaciones entre individuos del mismo sexo se mantienen por selección natural, porque los genes que predisponen a esta tendencia aportan beneficios cuando se expresan en el sexo opuesto. El estudio, publicado en la revista , demostró que el comportamiento homosexual entre machos trae beneficios a las hembras. Se basó en un pequeño escarabajo muy común llamado Callosobruchus maculatus, una especie en la que tanto hembras como machos suelen tener bajos niveles de comportamiento homosexual. A través de técnicas de reproducción artificial, los científicos utilizaron crías de ambos sexos para crear una generación de escarabajos con mayor tendencia a mostrar comportamientos homosexuales. Los resultados demostraron que cuando un grupo de machos o hembras de escarabajos había sido criado para expresar con más frecuencia un comportamiento homosexual, los hermanos del sexo opuesto disfrutaban de un incremento en su rendimiento reproductivo. Los genes ligados a esta conducta favorecen al sexo opuesto por selección natural. Según Berger, este mecanismo genético que explica las conductas homosexuales en los escarabajos podría aplicarse en una gran variedad de animales.

RedacciónT21

RedacciónT21