Tendencias21

La 'hormona del amor' como tratamiento puede provocar una sensibilidad excesiva

Conocida como la hormona del amor, o de la monogamia, la oxitocina, producida naturalmente por el cuerpo humano, puede ayudar a las personas con autismo y esquizofrenia a superar sus déficits sociales. Por ello, algunos psicólogos prescriben oxitocina más alla de lo autorizado, para tratar el desasosiego social leve en pacientes que no sufren de un trastorno diagnosticado. Pero eso no es muy buena idea, según investigadores del Centro para la Investigación del Desarrollo Humano de la Universidad de Concordia (Canadá). Su reciente estudio muestra que, en adultos jóvenes sanos, el exceso de oxitocina en realidad puede provocar un exceso de sensibilidad a las emociones de los demás. Los participantes en el estudio que tomaron la oxitocina y no el placebo vieron una mayor intensidad emocional en los rostros que les pusieron para observar. Esto puede ser perjudicial en una entrevista de trabajo o en una cena, señalan los investigadores. Como explica Christopher Cardoso, estudiante de doctorado, "si tu potencial jefe hace una mueca, porque está incómodo en su silla, pero tú piensas que está reaccionando negativamente a lo que estás diciendo, o si la persona que está hablando en una fiesta sonríe para ser amable pero tú piensas que te está seduciendo, eso puede llevarte a reaccionar de forma exagerada, y eso puede ser un verdadero problema. Es por eso que estamos advirtiendo en contra de dar oxitocina a la gente que realmente no lo necesita" .

RedacciónT21

RedacciónT21