Tendencias21

La innovación en la agricultura es clave para reducir la pobreza y estabilizar el clima

El Worldwatch Institute ha publicado un informe titulado , en el que se destacan innovaciones agrícolas eficaces y se dan a conocer aciertos importantes para prevenir el desperdicio de alimentos, crear una capacidad de adaptación al cambio climático y reforzar la agricultura en las ciudades. El informe muestra un plan de trabajo para mayores inversiones agrícolas y formas más eficientes de aliviar el hambre y la pobreza en el mundo. Partiendo del conocimiento de los expertos agrícolas más importantes del mundo, así como de centenares de innovaciones que ya están en marcha, el informe resume 15 recetas que han demostrado ser viables desde el punto de vista medioambiental. Casi medio siglo después de la Revolución Verde, gran parte de la humanidad sigue con hambre crónica. Mientras tanto, las inversiones en desarrollos agrícolas llevadas a cabo por parte de gobiernos, bancos internacionales y fundaciones se encuentran en niveles mínimos históricos. Desde 1980, la cuota de los fondos de ayuda al desarrollo mundial que le corresponde a la agricultura ha disminuido de más del 16% a tan sólo el 4% en la actualidad. Según Danielle Nierenberg, codirectora del proyecto de Worldwatch Nourishing the Planet (Nutriendo el Planeta), «la comunidad internacional, en sus esfuerzos por reducir el hambre y la pobreza, ha desatendido segmentos completos del sistema alimentario. La solución no consiste esencialmente en producir más alimentos, sino en cambiar lo que los niños comen en el colegio, el modo en el que se procesan y comercializan los alimentos y el tipo de empresas alimentarias en las que invertimos». El Estado del Mundo 2011 se basa en cientos de casos prácticos y ejemplos en primera persona que ofrecen soluciones sobre cómo reducir el hambre y la pobreza.

RedacciónT21

RedacciónT21