Tendencias21

La legionela libera una proteína que la hace inmune

Un estudio liderado por el centro vasco de investigación en biociencias CIC bioGUNE ha descubierto que la bacteria de la legionela ( ) libera una proteína, llamada VipD, que afecta al aparato digestivo de las células humanas impidiendo que éstas la destruyan. Concretamente, la proteína inhibe la maduración del endosoma, un orgánulo que hace las veces de celular. La proteína VipD se activa al entrar en contacto con la proteína Rab5 humana, que se encuentra en la membrana del endosoma, y entonces boicotea su desarrollo, explica Aitor Hierro, investigador de CIC bioGUNE. VipD podría servir como diana de futuros fármacos que impidan a la bacteria llevar a cabo la infección, facilitando que las células digirieran a la bacteria. En el estudio, publicado recientemente en la revista (PNAS), se ha demostrado que se puede bloquear la unión entre VipD y Rab5, lo cual impide la activación de la primera, y se ha determinado también la estructura molecular de VipD mediante cristalografía de rayos X. Hace un año, el mismo grupo de trabajo publicó un estudio en el que describían la estrategia que sigue esta bacteria para camuflarse en el interior de las células humanas y pasar así desapercibida. La infección por legionela puede provocar dos enfermedades de pronóstico muy desigual. La más conocida es la enfermedad del legionario, que puede implicar neumonía y conlleva una elevada mortalidad si no se emplea un tratamiento adecuado. La otra dolencia que produce es la fiebre de Pontiac, una enfermedad mucho menos grave que cursa con episodios de fiebre alta, que dura poco tiempo y se suele curar por sí sola.

RedacciónT21

RedacciónT21