Tendencias21

La mosca de la fruta servirá para estudiar la pérdida de audición en humanos

Investigadores de la Universidad de Iowa dicen que la mosca de la fruta, , es un modelo ideal para estudiar la pérdida de audición en los seres humanos causada por ruidos fuertes. La razón: las bases moleculares de su audición son más o menos las mismas que las de las personas. "Hasta donde sabemos, esta es la primera vez que alguien ha utilizado un sistema de insectos como modelo para la pérdida de la audición inducida por el ruido", señala Daniel Eberl, profesor de biología y autor del estudio. "Los modelos moleculares y fisiológicos que intervienen en la pérdida y en la recuperación de la audición no se comprenden plenamente ", añade. La mosca utiliza su antena como un oído, que resuena en respuesta a las canciones de cortejo generadas por la vibración de las alas. Los investigadores expusieron a un grupo de moscas de prueba a un tono alto, de 120 decibelios, que se encuentra en el centro del rango de sonidos que pueden oír. Esta sobreestimulación es similar a la exposición a un concierto de rock o un martillo neumático. Más tarde, la audición de las moscas fue analizada reproduciendo varios trozos de canciones a un volumen natural, y midiendo la respuesta fisiológica mediante la inserción de pequeños electrodos en sus antenas. Las moscas que habían sufrido sonidos fuertes tenían una capacidad auditiva menor que las del otro grupo. Una semana después, habían recuperado sus niveles de audición normales. Analizando la estructura de sus orejas, comprobaron además que las mitocondrias celulares estaban alteradas, algo similar a lo que ocurre en humanos.

RedacciónT21

RedacciónT21