Tendencias21

La sobrepesca amenaza a las aves costeras

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto que un elevado número de especies de aves costeras resultan perjudicadas cuando el volumen de peces disponibles es inferior al 33 % de la capacidad máxima de un ecosistema. Los hallazgos de su estudio, publicados en la revista Science, ayudan a esclarecer la asociación existente entre depredadores y presas en todo el mundo. Los científicos evaluaron datos acumulados durante casi 450 años de observaciones, y compararon el volumen de peces disponibles con los patrones de reproducción de catorce especies de aves costeras. Los frailecillos, pingüinos, gaviotas y alcatraces, entre otros, se alimentan principalmente de sardinas, anchoas, arenques y gambas, especies que a su vez son objeto de sobrepesca. Esta actividad, y la pérdida de biomasa ictiológica que conlleva, amenaza la supervivencia de las aves y, por tanto, del ecosistema. Si se reduce la cantidad de peces, las aves dejan de reproducirse. En el caso contrario no sucede lo mismo, es decir, aunque aumente la cantidad de peces, la tasa de reproducción de las aves no se intensifica. Los investigadores sugieren que otros factores repercuten en dicha tasa, entre ellos la velocidad la llenan las zonas de anidamiento. Los científicos opinan que esta información proporciona un nivel de referencia para la gestión sostenible de las pesquerías, y que podría por tanto contribuir a la protección de las poblaciones de aves costeras, así como a asegurar el bienestar de los entornos marinos.

RedacciónT21

RedacciónT21