Tendencias21

Las emisiones de CO2 en España aumentaron al menos un 4% en 2015

El , entidad independiente y sin ánimo de lucro integrada por ecólogos, ingenieros, economistas, geógrafos y sociólogos, presentó ayer en Madrid un informe sobre cambio climático en España para el año 2015. El estudio indica que España ha continuado aumentando las emisiones de gases de efecto invernadero durante el pasado año, mientras todos los países de nuestro entorno presentan fuertes reducciones en sus emisiones. Se debe, según los datos provisionales elaborados por el economista José Santamarta, al aumento de la generación con carbón –que ha crecido en lo que va de año casi un 20%– al mayor consumo de productos petrolíferos –en torno al 2%– y al estancamiento del consumo de gas natural. El factor clave es la mayor generación de electricidad con carbón. La segunda actividad en España que más gases de efecto invernadero emite a la atmósfera es el transporte. Aproximadamente el 25% de las emisiones totales de CO provienen del transporte y este dato es superior a la media europea, que se encuentra en torno al 20%, afirmó la bióloga Begoña Lozano. El 40% del gasto energético en España proviene del transporte, encabezado por el de carretera y seguido por el aéreo. El informe ofrece además una representación geográfica de las principales evidencias de cambio climático en España en una y que se irá enriqueciendo y contrastando con nuevas evidencias procedentes de futuros trabajos científicos. El ecólogo Fernando Prieto señaló que se deben evitar políticas contradictorias y eliminar subvenciones perjudiciales al clima y es necesario filtrar todas las actuaciones según su impacto sobre el cambio climático. Finalmente los autores proponen una serie de medidas para iniciar una política ‘inteligente’ ante el cambio climático basada en la ciencia, que consiga la progresiva descarbonización del país a través de grandes infraestructuras verdes, enfoques ecosistémicos integradores o modificaciones en las políticas sectoriales. Algunas de las evidencias de especial relevancia del cambio climático que ya están patentes en la Península son, por ejemplo, el impacto en las sobre las poblaciones de urogallo en el cantábrico, en la producción de mejillón en batea, sobre las áreas vitivinícolas o la regresión de las de aves acuáticas en las tablas de Daimiel, entre otras.

RedacciónT21

RedacciónT21