Tendencias21

Las hormigas moribundas se alejan del nido para no contagiar a las otras su enfermedad

Científicos de la Universidad de Regensburg, en Alemania, han descubierto que las hormigas, cuando se sienten muy enfermas, se alejan voluntariamente del nido para morir. Este acto, aparentemente ilógico, en realidad reduce el riesgo de transmisión de infecciones al nido de hormigas, explican los investigadores. Los científicos criaron una colonia de hormigas en laboratorio, y después las expusieron a las esporas de un hongo parasitario que mata hormigas. Así, constaron que las hormigas obreras más enfermas abandonaban el nido y se situaban en un área alejada, donde morían solas. El estudio demostró que las hormigas se alejan del nido de forma voluntaria si van a morir, rompiendo sus relaciones sociales, con la única finalidad de evitar infectar a otras hormigas. Comportamientos similares habían sido detectados ya en otros insectos sociales, como los abejorros, señalan los investigadores.

RedacciónT21

RedacciónT21