Tendencias21

Las parejas que se conocen en Internet tienen más éxito, pero no se sabe por qué

Según un estudio publicado en la revista , las parejas tienen menos probabilidades de romperse que las que se han conocido en la calle. El efecto es muy pequeño, pero estadísticamente significativo, afirma John Cacioppo, investigador del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva de la Universidad de Chicago (EEUU) y primer autor del trabajo. Pese a la excelente reputación de la revista que se hace eco del estudio, Harry Reis, coautor de la más extensa revisión científica en el campo de las citas on line, asegura que el trabajo falla en el mismo punto que tantos otros. No es una investigación prospectiva, por lo que en realidad no predice nada –explica este profesor de psicología en la Universidad de Rochester (EEUU)–. Hay docenas de otras razones que podrían explicar estos resultados y no se ha explorado ni una. Según el artículo en el que participa Reis y que fue publicado el año pasado en la revista , el mundo on line pone en contacto a gente que de otra manera no se hubiera conocido nunca, y eso incrementa las posibilidades de una relación romántica. Sin lugar a dudas, si yo estuviera soltero utilizaría este sistema, afirma Reis. Pero estas páginas de citas, especialmente las que se basan en algoritmos para la búsqueda de pareja, se sirven de una idea falsa. Porque, en realidad, no está demostrado científicamente que a usted le vaya a ir mejor en el mundo on line que en el off line. Para el grupo de académicos, estas webs no siguen el método científico porque sus resultados no se pueden replicar de manera independiente, se desconoce en qué consiste el algoritmo y qué estadística utilizan, y sus datos no están libres de errores de observación. En el mundo real, según el estudio de Cacioppo, si usted ha conocido a su pareja en un bar o en una cita a ciegas tiene menos posibilidades de ser feliz con ella que si han sido compañeros de colegio. Algo parecido pasa en Internet. Las parejas que se conocieron en comunidades o chats, por ejemplo, están menos satisfechas que las surgidas a través de redes sociales o juegos en comunidad.

RedacciónT21

RedacciónT21