Tendencias21

Las zanahorias descartadas se podrán usar para producir bioetanol

Un proyecto de investigación hispano-argentino en el que participan científicos de la UNED propone utilizar las zanahorias descartadas para fabricar bioetanol. Obtener este compuesto químico –que puede usarse como combustible– a través de la fermentación de azúcares es algo común, pero hasta ahora no se había probado con estas hortalizas. En 2010 se recogieron en España más de 420.000 toneladas de zanahorias, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. De la cifra total de frutas y hortalizas se descartó un 20% debido a que su forma o tamaño no cumplían con los estándares requeridos, tal y como informan fuentes del ministerio. Además de producir bioetanol, la pulpa de la zanahoria tiene varias aplicaciones. Una de ellas es servir de alimento para animales. Otro uso consiste en extraer carotenos, los compuestos que le dan su característico color naranja y que son muy utilizados en la industria farmacéutica y alimentaria. Por último, extraer fibras de la hortaliza puede servir para alimentación humana. Los investigadores están tratando de desarrollar el método en escala piloto. Creemos que sí sería posible aplicarlo a gran escala, adelanta la investigadora de la UNED. La planta que tienen previsto construir en la provincia de Santa Fe (Argentina) será capaz de procesar entre ocho y diez toneladas de zanahorias al día.

RedacciónT21

RedacciónT21