Tendencias21

Los aceites esenciales pueden sustituir a los productos químicos en el mantenimiento de la patata almacenada

Uno de los momentos críticos para la calidad final de la patata se produce durante su almacenamiento, ya que existe riesgo de brotación y pudrición por agentes patógenos como bacterias y hongos. Para evitarlo, David Gómez Castillo, ingeniero agrónomo, ha investigado en su tesis doctoral la posibilidad de sustituir el uso de productos químicos actuales por tratamientos con aceites esenciales de menta, alcaravea, cilantro, eucalipto o clavo, que han demostrado un gran potencial inhibitorio frente a los principales problemas detectados. En la actualidad, un producto químico (CIPC: Clorprofam) es el más utilizado para prevenir la brotación durante el almacenamiento de la patata. Sin embargo, las posibles disminuciones de las dosis permitidas en su uso, la presión del mercado y del consumidor por buscar productos más saludables y, también, más amigables con el medioambiente, hacen que sea necesario buscar alternativas a esos productos sintéticos, sin que la calidad comercial, culinaria y tecnológica de la patata se vea alterada. Gómez Castillo ha evaluado un tratamiento alternativo a base de aceites esenciales en variedades de mesa (patata Agata y Monalisa) y variedades industriales (Agria y Kennebec), y lo ha comparado con el uso del tratamiento químico. Y ha encontrado "alta capacidad antigerminante en los tratamientos con aceite esencial de cilantro, para cultivos industriales, y con aceite esencial de menta tanto para cultivos industriales como de mesa." Por otro lado, se ha determinado que el aceite esencial de eucalipto, por su alta capacidad antigerminante en cultivos de mesa, podría ser otra alternativa que podría disminuir las pérdidas postcosecha por problemas fitopatológicos, obteniendo mejores resultados si el tratamiento se acompaña de aceite esencial de clavo.

RedacciónT21

RedacciónT21