Tendencias21

Los agricultores del Neolítico eran mucho más sofisticados de lo que se pensaba

Un nuevo estudio señala que los primeros agricultores de Europa utilizaban prácticas mucho más sofisticadas de lo que se pensaba hasta ahora. Un equipo de investigación dirigido por científicos de la Universidad de Oxford (Inglaterra) ha encontrado que los agricultores neolíticos abonaban y regaban a sus cultivos ya en el año 6.000 a.C. Siempre se había asumido que el estiércol no se utilizó como fertilizante hasta la Edad de Hierro y la época romana. Sin embargo, esta nueva investigación ha encontrado nitrógeno-15, un isótopo estable abundante en el estiércol, en granos de cereales y semillas de legumbres carbonizados procedentes de 13 yacimientos neolíticos de toda Europa. El estudio sugiere que los agricultores neolíticos utilizaban el estiércol de sus rebaños de vacas, ovejas, cabras y cerdos como un fertilizante de liberación lenta para los cultivos. El abonado implica una inversión a largo plazo en las tierras de cultivo porque el estiércol se descompone lentamente y los cultivos se benefician de sus nutrientes durante muchos años. Esta nueva teoría indica un enfoque a largo plazo para la agricultura. Esta nueva perspectiva revoluciona la visión tradicional de los estudiosos de que los agricultores neolíticos eran nómadas que utilizaban la tala y quema para crear tierras de cultivo temporal para la agricultura.

RedacciónT21

RedacciónT21