Tendencias21

Los ancestros de los pájaros modernos sobrevivieron a la extinción del Cretácico Terciario gracias a sus cerebros

La extinción masiva del Cretácico Terciario, ocurrida hace 65 millones de años, acabó con los dinosaurios. Pero hubo supervivientes. En concreto, los ancestros de los pájaros actuales, que quizá sobrevivieron gracias a su cerebro. Análisis realizados con tomografía axial computerizada (TAC), en el Museo de Historia Natural de Londres, a cráneos fosilizados de aves de aquella época, han demostrado que los cerebros de estos pájaros eran mayores de lo que hasta ahora se había pensado. Un cerebro mayor y más complejo habría proporcionado a estos animales una ventaja competitiva sobre otros tipos de pájaros antiguos y pterosaurios, ayudándolos a adaptarse mejor a los cambios de su entorno tras la extinción masiva. Estudios previos ya habían sugerido que los pájaros con cerebros más grandes tienen mayores posibilidades de supervivencia que los que tienen el cerebro más pequeño, explican los científicos. La clave estaría en que el tamaño del cerebro garantiza la flexibilidad de los comportamientos de las aves, es decir, la capacidad de adaptación a los cambios, una característica que se ha constatado ya existía en los ancestros de las aves modernas. Los científicos estudiaron dos fósiles de pájaros marinos hallados en la Isla de Sheppey, en Inglaterra, y que se calcula vivieron hace 55 millones de años.

RedacciónT21

RedacciónT21