Tendencias21

Los animales reconocen a sus parientes por el olfato, incluso después de la hibernación

Los animales pueden restablecer su uso del olfato para reconocer a sus parientes, incluso después de interrupciones tan prolongadas como la hibernación, señala un estudio realizado con ardillas terrestres por científicos de la Universidad de Chicago. El olfato es una herramienta de supervivencia para esta especie: las hembras hermanas se reconocen por el olor entre sí para ir juntas y protegerse, y el olor también evita los apareamientos entre hermanos, perjudiciales para la transferencia genética. Saber cómo funciona el reconocimiento de parientes en animales resulta importante para entender cómo estos seleccionan sus hábitats, sus relaciones sociales o sus parejas. También para conocer la plasticidad de las relaciones con el medio y entre individuos. Con toda esta información se pueden diseñar mejor programas de proliferación de cualquier especie, así como su posterior puesta en libertad en el medio salvaje. El estudio realizado demostró que las ardillas aprendieron los olores de sus hermanos durante el verano, y que respondieron a ellos después de hibernar, reconociéndose unos a otros.

RedacciónT21

RedacciónT21