Tendencias21

Los apellidos han marcado el estatus social en España

Científicos de la Universidad Carlos III de Madrid han demostrado que las personas con apellidos poco frecuentes en España tienden a tener un nivel socioeconómico mayor que aquellas que ostentan apellidos más comunes. Las razones, según los investigadores: la escasa movilidad social y el uso de apellidos compuestos para destacar las dinastías. Los científicos estudiaron la vinculación entre apellidos y estatus social en la población española descubriendo, en primer lugar, una alta tasa de apellidos combinados, es decir, formados por la unión, por ejemplo, de los dos apellidos del padre, en linajes con cierto éxito social. Esta combinación identificaría aún más que un apellido simple el origen de los descendientes (por ejemplo, utilizar los dos apellidos García Sal en lugar de poner a los hijos sólo García). España no es el único país donde las familias con algún éxito social han intentado identificarse combinando apellidos. Sin embargo, nuestro país sí presenta una diferencia importante con respecto a otros países y es que, aquí, el uso de dos apellidos permite de una forma fácil y natural la creación de nuevos apellidos compuestos. Para la realización del estudio, los científicos clasificaron los apellidos por tamaños y llevaron a cabo sucesivos contrastes de proporciones. También emplearon los llamados contrastes noparamétricos que comparan las frecuencias de los apellidos con las del conjunto de la población. ftp.funep.es/InvEcon/paperArchive/Sep2008/v32i3a1.pdf

RedacciónT21

RedacciónT21