Tendencias21

Los cannabinoides podrían ayudar a tratar el estrés postraumático

Rafael Maldonado, líder de la Unidad de Neurofarmacología del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), ha participado en una revisión sobre la importancia del sistema endocannabinoide en los procesos de ansiedad, miedo y estrés. El trabajo, publicado en , destaca el potencial de los cannabinoides como posible tratamiento contra el estrés postraumático y contra el (trastorno hereditario que ocasiona deficiencia mental y ansiedad). Los endocannabinoides son sustancias que se producen en el interior del cuerpo, que activan los receptores de cannabinoides. El sistema endocannabinoide actúa en todas las regiones del cerebro implicadas en los procesos de ansiedad, miedo y estrés. El receptor CB1R, componente principal de este sistema, juega un papel crucial en dichos procesos. A él se unen los cannabinoides exógenos, como el tetrahidrocannabinol (THC) de la marihuana, y los endógenos. Según resultados clínicos, un aumento en la actividad del sistema endocannabinoide se traduce en una disminución de la ansiedad. El uso de cannabinoides exógenos como tratamiento ansiolítico comporta efectos secundarios no deseados. El principio activo del cannabis, THC, inhibe la sensación de miedo. Evitando sus efectos nocivos, el THC podría utilizarse como tratamiento contra los trastornos de estrés postraumático. Sus receptores también se plantean como diana para tratar enfermedades. Se ha demostrado que el bloqueo de los receptores CB1R y CB2R, respectivamente, reduce las alteraciones cognitivas y la ansiedad características del síndrome del cromosoma X frágil. Los cannabinoides exógenos influyen en los comportamientos de ansiedad de una forma bipolar según la dosis consumida: bajas dosis de cannabinoides provocan una disminución de la ansiedad ante estímulos externos, en tanto que altas dosis provocan el efecto contrario. Mientras que la ansiedad se desencadena por un peligro no específico, el miedo es una respuesta ante un estímulo amenazante conocido. El sistema endocannabinoide también está presente en las áreas del cerebro implicadas en la sensación del miedo y es crucial en la llamada , esto es, la habilidad de memorizar un estímulo peligroso. Además de los procesos de ansiedad y miedo, el estudio contempla la implicación del sistema endocannabinoide en las situaciones de estrés. En este caso, el papel del receptor CB1R es crucial, puesto que su afectación debida a estrés crónico puede ser el desencadenante de desórdenes afectivos.

RedacciónT21

RedacciónT21