Tendencias21

Los matrimonios con hijos hiperactivos se divorcian más, si existen otros problemas

Los matrimonios con hijos con Trastornos de Deficiencia de Atención e Hiperactividad (TDAH) corren un riesgo dos veces mayor de divorciarse alrededor de la edad de ocho años del hijo, que los matrimonios con hijos no hiperactivos, señala un estudio realizado por científicos de la Universidad de Búfalo, en Estados Unidos. Por otro lado, la investigación ha demostrado que la severidad del comportamiento hostil de los niños aumenta también el riesgo de divorcio. Los científicos aclaran que el tener un hijo con TDAH no sería la única causa para que la pareja se rompa, sino que es la combinación de este problema con conflictos ya existentes en la familia lo que propicia la ruptura. Los datos para el estudio fueron reunidos a partir del Pittsburgh ADHD Longitudinal Study (PALS). Unos 282 adolescentes y jóvenes que habían sido diagnosticados con este trastorno en la infancia, así como sus padres, completaron una serie de cuestionarios y herramientas de diagnóstico, además de ser sometidos a entrevistas individuales. Este grupo fue comparado con 206 jóvenes de similares condiciones demográficas, pero no hiperactivos. De esta forma, se comprobó que un 22,7% de los padres de niños con TDAH se habían divorciado cuando su hijo tenía alrededor de 8 años, en comparación con el 12,6% de los padres de los otros niños.

RedacciónT21

RedacciónT21