Tendencias21

Los rasgos de la cara no están vinculados con el comportamiento agresivo

Todo indica que no existe relación entre las características de los rasgos faciales y el comportamiento violento en algunos hombres, según un estudio publicado en la revista por un equipo internacional en el que participa la profesora Mireia Esparza, de la Unidad de Antropología del Departamento de Biología Animal de la Universidad de Barcelona. El estudio aporta nuevos datos científicos para rechazar las hipótesis que asocian los rasgos faciales con las conductas antisociales y criminales, que tuvieron mucha aceptación a mediados del siglo XIX y que últimamente vuelven a tener fuerza. Para llevar a cabo la investigación, los autores han utilizado una muestra de 4.960 individuos de 94 poblaciones de todo el mundo. Como base del protocolo de estudio, han estudiado el índice fWHR —la relación entre la anchura y la altura faciales—. Los resultados de la investigación coinciden con los de trabajos anteriores, que no observaban relación entre el índice fWHR y la agresividad. "La metodología utilizada se basa en medidas craneofaciales y coordenadas craneales en 2D y 3D, y nos da resultados más fiables que los estudios previos, que trabajan con fotografías", explica Esparza. «Además —continúa—, el uso de poblaciones concretas, como la de cráneos decorados de la iglesia católica de Hallstatt, ha sido un factor clave para constatar que los individuos con mayor índice fWHR no presentaban mayor %C3%ADa) (adecuación biológica).». También se refuerza la hipótesis de que los hombres con mayor índice fWHR —caras más anchas en relación con la altura— no tienen más descendencia (éxito reproductivo).

RedacciónT21

RedacciónT21