Tendencias21

Los videojuegos violentos reducen la sensibilidad a la violencia, y aumentan la agresividad

Durante años, se ha sabido que jugar a videojuegos violentos hace que los jugadores se vuelvan más agresivos. Ahora, una nueva investigación al respecto, realizada por especialistas de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos, explica el porqué de este efecto. Según los investigadores, los cerebros de los jugadores de videojuegos violentos se vuelven menos sensibles a la violencia, y esta reducción en la respuesta cerebral supone un aumento de la agresividad. Anteriormente, muchos investigadores habían creído que la desensibilización frente a la violencia podía aumentar la agresividad, pero éste es el primer estudio que ha conseguido demostrar experimentalmente esta relación causal. En la investigación participaron 70 adultos jóvenes, a los que se les destinó, de manera aleatoria, a jugar bien a un juego violento bien a uno no violento durante 25 minutos. Inmediatamente después, los científicos midieron las respuestas cerebrales de todos los participantes a una serie de imágenes neutras (como un hombre montando en bici) o violentas (como un hombre apuntando con una pistola a otro). De esta forma, se comprobó que la respuesta cerebral de los participantes que habían jugado al videojuego violento era menor frente a las imágenes violentas mostradas, que las de aquellos participantes que jugaron a un videojuego no violento. Otra prueba, también basada en juegos, demostró asimismo que los individuos del primer grupo se comportaron de forma más agresiva que los del segundo.

RedacciónT21

RedacciónT21